miércoles, 6 de enero de 2016

¿QUÉ ES LA DEGLUCIÓN ATÍPICA?

Cuando los padres llegan a la consulta y nos dicen que vienen derivados por el odontólogo porque su hijo/a come mal o no coloca la lengua bien cuando come, no tienen muy claro que les pasa realmente a su hijo/a. Saben que han ido al odontólogo porque el niño tiene los dientes muy mal, pero… ¿Qué tiene que ver con la forma de comer? Y sobre todo ¿Por qué tiene que ir al logopeda antes de ponerle el aparato?

Muchas de las malformaciones dentarias vienen derivadas de una mala colocación lingual, labial, por el uso prolongado del chupete más allá de los 2 años o por chuparse el dedo, por respiración oral…

En el post de hoy nos vamos a centrar en las malformaciones dentarias por mala colocación de la lengua durante la deglución o lo que es lo mismo en la deglución atípica o deglución disfuncional o infantil.
Durante los primeros años de vida, la deglución se hace de una forma diferente a como se hace en la edad adulta.
La deglución atípica se define como aquellos movimientos compensatorios que se desencadenan por la inadecuada actividad lingual en el acto de deglutir en la fase oral. La deglución atípica o "infantil", no se trata de un estancamiento en un estadio evolutivo infantil previo, sino de una forma de deglutir anómala, colocando la lengua entre los incisivos o apoyando la lengua en la parte posterior de los mismos durante la deglución que puede ser consecuencia y causa de malformaciones dentarias y/o del paladar además la presión que ejerce la lengua interfieren en la función de la musculatura orofacial.

En muchos casos una evaluación e intervención logopédica temprana puede evitar que se instauren patrones y hábitos incorrectos que generen anomalías estructurales en los órganos fonoarticulatorios: maxilares, paladar, mejillas y dientes.

Los objetivos que persigue la terapia miofuncional son:

- Devolver el equilibrio muscular orofacial perdido reeducando patrones musculares inadecuados.
- Modificación del patrón deglutorio incorrecto estableciendo nuevos comportamientos.
- Instauración de hábitos correctos como: una postura, respiración y deglución correctas.

Antes de la colocación de la aparatología removible o fija para la corrección de las malformaciones dentarias, es necesario realizar este tratamiento logopédico, ya que si no se realiza, cuando al paciente le quiten el aparto no habrá conseguido eliminar aquellos malos hábitos que ocasionaron la malformación y es posible que vuelvan a producirse.

María Bretones Fernández, logopeda ( Clínica Bretones Fernández )