lunes, 11 de marzo de 2019

Sabias que las cefaleas pueden ser tratadas por un fisio?? No te pierdas este post...



La cefalea tensional se puede consideran uno el dolor de cabeza más común que padece  la población  (entre un 30-80% del total, la mayoría en mujeres). La actividad social y laboral se ve reducida en un gran porcentaje en aquellas personas que padecen algún tipo de síntoma de cefalea alterando considerablemente la calidad de vida. 

Foto: Fisioterapeuta en Clínica Bretones Fernández


Existen muchos problemas que pueden desencadenar una cefalea tensional. Los trastornos del sueño, problemas en la articulación de la mandíbula (art. Temporomandibular), el dolor cervical, vista cansada o el estrés entre otros pueden provocarla.

Las consultas médicas en atención primaria  se han visto incrementadas en los últimos años por estos motivos. Los pacientes con cefalea acuden a médicos de distintas especialidades recibiendo tratamientos sin resultados satisfactorios que derivan en un problema sin importancia y creando un círculo vicioso de dolor crónico que puede desembocar en depresión y otro tipo de problemas. Estos síntomas pueden pasar desapercibidos en una analítica, prueba neurológica o de imagen pero sí pueden ser diagnosticados y tratados con un tratamiento de fisioterapia.

Hay 160 tipos de cefaleas distintas según la IHS(International Headache Society) algunas con una gran complejidad de tratamiento. Sin embargo, las más habituales pueden ser tratadas desde la fisioterapia, como el caso de la cefalea tensional provocada por ejemplo por un trastorno temporomandibular. En este caso nos encontramos alteraciones en los músculos de la columna cervical así como en los de la masticación, mímica… llegando incluso a afectar a la columna dorsal.

En muchos estudios científicos se ha demostrado que los malos hábitos posturales (congénitos o adquiridos con el tiempo)  que nos llevan a mantener una cabeza siempre adelantada con respecto a la columna guarda una gran relación con la aparición de dolores cervicales y cefaleas tensionales. Mirar la pantalla del teléfono con la cabezada agachada durante varias horas a lo largo del día, la actitud introvertida de ciertas personas que tienden a encogerse de hombros habitualmente o personas muy altas que se ven obligadas a mirar hacia abajo…Ejemplos habituales y cotidianos que hacen que los músculos tengan que trabajar en exceso para soportar el peso de la cabeza y poder mantener la mirada hacia delante y, este desequilibrio muscular provocan dolores referidos a diferentes zonas de la cabeza: retroorbital, frontal, temporal y occipital entre otros.

Los fisioterapeutas podemos a través de la terapia manual corregir estas alteraciones articulares o neuromusculares, explicar qué factores puede agravar el dolor durante las actividades de la vida diaria y dar recomendaciones y consejos de higiene postural para aliviar y prevenir los síntomas.



Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si quieres más información visita nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puedes encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas

lunes, 4 de marzo de 2019

¿Debo estimular el lenguaje a mi hijo?



¿Por qué debo estimular el lenguaje de mi bebé? 


Según la Organización Mundial de la Salud (1982), la neuroplasticidad se define como la capacidad de las células del sistema nervioso para regenerarse anatómica y funcionalmente, después de estar sujetas a influencias patológicas ambientales o del desarrollo, incluyendo traumatismos y enfermedades.

Y, ¿por qué hablamos de neuroplasticidad?


El cerebro se le atribuyó la característica de “plástico” por Santiago Ramón y Cajal, ya que es se trata de la estructura que se encuentra en constante renovación, adquiriendo o eliminando informaciones.

A partir del ectodermo del embrión tiene lugar diversos procesos del desarrollo orgánico del Sistema Nervioso: neurulización, fase de proliferación, fase de migración, fase de organización y mielinización.

La cuarta fase, de organización, es la más significativa para la estimulación temprana del lenguaje. La fase de organización se inicia a los 6 meses de gestación hasta el segundo año de vida, el ritmo de organización es acelerado; y disminuye a los 10 años. Sigue existiendo esta plasticidad neuronal en edades más avanzadas, aunque va disminuyendo conforme vaya aumentando de edad. Entre las edades ya mencionadas (6 meses de gestación y 10 años) se considera el momento de mayor capacidad de plasticidad neuronal que tiene nuestro cerebro, de aprendizaje de información. 


Bebe en edad de desarrollo del lenguaje


Por este motivo es importante la estimulación del lenguaje en los niños a edades tempranas: favorece la plasticidad neuronal en el niño, es capaz de aprender rápidamente
. Además, previene las posibles patologías debido a una causa funcional, ya que en estas edades tan tempranas existe numerosas sinapsis silentes (sinapsis activas durante el aprendizaje), que representan una reserva funcional relevante. 

>> PIDA CITA <<


María Martín Miras, logopeda (Logopedia Clínica Bretones Fernández)

Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si quieres más información visita nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puedes encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.

lunes, 25 de febrero de 2019

DEPORTE: CUANDO DEBES USAR PROTECTOR BUCAL

TRAUMATISMOS DENTALES Y DEPORTE


La traumatología oral es uno de los apartados más importantes dentro de la odontología del deporte. Está comprobado cientifícamente, que una óptima salud bucodental mejora el rendimiento de los deportistas, sin embargo, todavía la salud bucal de un elevado número de deportistas es inferior al nivel medio de la población general. Así, los traumatismos relacionados con la actividad deportiva, tanto en el ámbito amateur como en el de élite, se producen mayormente durante las tres primeras décadas de la vida, que es cuando más actividad deportiva se ejercita –se calcula que involucra al 90% de la población joven adulta–. Sus consecuencias van desde lesiones en tejidos blandos (labios y lengua) a las de tipo óseo y, sobre todo, dentales.


foto:http://cimiv.es/mes-nacional-proteccion-facial/

Más de 5 millones de piezas dentales se pierden al año entre la población, siendo el traumatismo deportivo el causante de hasta el 39% de los casos. Aunque la creencia es que en los deportes de contacto como el rugby o el boxeo se producen más traumatismos dentales, la realidad es bien diferente, ya que en este caso los deportistas llevan protectores bucales. Es en los deportes de menos riesgo, como el fútbol, el baloncesto y el balonmano, donde existe mayor incidencia de pérdida de piezas dentales y esto se debe a que no es obligatorio el uso de los citados protectores.

Los protectores bucales son dispositivos intraorales de plástico flexible que nos permites proteger las estructuras orales y periorales en caso de impacto o golpe accidental, por lo que son muy recomendables cuando se practican determinados deportes o actividad física.

No solo van a proteger las estructuras dentales, evitando fracturas, luxaciones o incluso avulsiones, sino que también evitan lesiones graves como hemorragia cerebral, fractura de mandíbula o lesiones cervicales. 

La Sociedad Española de Odontología del Deporte recomienda el uso de protector bucal en dos grupos de actividades deportivas, donde debe tenerse en cuenta el riesgo de accidentes:

1) Deportes de alto riesgo:


  • Artes marciales
  • Boxeo (inglés y libre)
  • Fútbol (americano, soccer)
  • Hockey en todas sus variantes
  • Patín carrera
  • Rugby
  • Baloncesto
  • Aladeltismo
  • Lacrosse

2) Deportes de mediano riesgo:


  • Equitación
  • Buceo
  • Paracaidismo
  • Gimnasia
  • Squash
  • Waterpolo
También se ha confirmado que el uso de dispositivos bucales para estabilizar la articulación temporomandibular mejora las interacciones entre los músculos de la parte superior del cuerpo, obteniendo así una mejora del rendimiento deportivo.

Las afecciones cráneo mandibulares también son frecuentes en quienes se ejercitan a modo profesional y donde la ATM (articulación temporomandibular) sufre y suma microtraumatismos del bruxismo, o apretamiento dental, producido por el estrés al que están sometidas estas personas, sobre todo quienes se desempeñan en alto redimiento. En esta misma línea, el bruxismo no sólo afectará a las piezas dentales (desgastes) sino que también provocará dolores a nivel de la musculatura de la cabeza, cuello y espalda.

Por tanto, las expectativas de alto rendimiento en atletas de élite sólo pueden conseguirse con una salud completa, incluida la oral. El tiempo, el esfuerzo y el gasto económico invertidos en alcanzar el máximo nivel no pueden ser eclipsados por problemas odontológicos que se pueden prevenir. La necesidad de incorporar un odontólogo al equipo de apoyo del deportista es más que evidente.

Es fundamental educar y motivar al deportista en su higiene bucal, así como enseñar una técnica de cepillado correcta, uso de hilo dental, monitorizar la dieta y el consumo de bebidas isotónicas (rehidratantes, energizantes, geles), mantener control e información sobre fármacos utilizados en tratamientos odontológicos (doping), diagnosticar maloclusiones y respiración bucal, acompañar tratamientos de ortodoncia, etc. De la misma manera, el odontólogo del deporte actúa principalmente en la prevención, protegiendo los dientes y tejidos adyacentes de posibles lesiones o traumatismos externos o internos que pueden surgir durante la práctica deportiva, concientizando al atleta sobre la necesidad del uso de un protector bucal personalizado confeccionado y diseñado en el gabinete dental según el tipo de deporte u actividad física que realice.

Por último, recordar unos consejos para el cuidado del protector bucal:


Lave el protector bucal con agua tibia (no caliente) y jabón.

Antes de guardarlo, se puede sumergir el protector bucal en antiséptico bucal, lo que favorece su limpieza.

Mantener el protector bucal en una caja de plástico bien ventilada cuando no lo use. La caja debe tener varios orificios para que el protector se seque.

NO dejar su protector bucal en contacto directo con la luz solar o fuentes de calor directo.

Evitar doblar el protector bucal al guardarlo.

NO usar el protector bucal de otra persona.

Acudir a la consulta dental cada cierto tiempo para su revisión.





                                                             >> PIDA CITA <<


Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si quieres más información visita nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puedes encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.