lunes, 9 de mayo de 2016

¡Esta CIÁTICA no me deja vivir!

Debemos empezar este post explicando qué es una ciática y la mejor definición sería que es un dolor muy fuerte que recorre la parte trasera de la pierna hasta el pie y que se debe a la compresión, inflamación o irritación del nervio ciático.

Mano a la espalda por dolor
Foto: infirmus.es

La ciática con frecuencia es caracterizada por la presencia de uno o más de los siguientes síntomas:
  • - Dolor constante en una nalga o en una sola pierna (rara vez puede presentarse en ambas piernas) 
  • - Dolor que se agudiza al sentarse 
  • - Quemazón o hormigueo que bajan por la pierna (en vez de un dolor sordo) 
  • - Debilidad, adormecimiento o dificultad para mover la pierna o el pie 
  • - Dolor constante en una nalga 
  • - Dolor punzante que pueda hacer difícil ponerse de pie o caminar 
  • - Hormigueo, adormecimiento o debilidad en miembros inferiores 

Para ser más exactos vamos a diseccionar mejor los distintos motivos por el que puede aparecer una ciática:
  • 1- Hernia discal: es un abombamiento o herniación de las partes blandas que separan las vértebras, provocando una irritación de la raíz nerviosa y causando los síntomas mencionados. Es uno de los motivos más frecuentes, junto a las protusiones discales, ya que una vida de esfuerzos o realizar deportes a partir de una mala técnica como el tenis o el pádel pueden ayudar a provocar estas patologías.
  • 2- Estenosis de canal lumbar: es un estrechamiento del canal medular relacionado con el envejecimiento y el desgaste natural.
  • 3- Discartrosis: degeneración discal provocada por el uso y el envejecimiento.
  • 4- Síndrome del piriforme: es otro de los más comunes junto a las hernias de espalda; consiste en un atrapamiento del nervio ciático a causa de un espasmo del musculo piramidal. Este tipo de sintomatología es reversible para las manos del fisioterapeuta, por lo que al padecer esta ciática se recomienda acudir al fisioterapeuta.
  • 5- Disfunción de la articulación sacroilíaca: es una irritación de la articulación sacroiliaca que puede provocar ciática a nivel de L5.

Tras nombrar las causas más comunes que pueden provocar un problema ciático, debemos decir que muchas de ellas se repiten una y otra vez mientras no se elimina el mecanismo primario de producción. Otras de ellas, como el síndrome del piramidal, se quitan con alguna sesión de fisioterapia y el resto se deben tratar de forma preventiva realizando ejercicios y estiramientos y llevando una correcta higiene postural.

Por lo tanto, es fundamental conocer el motivo primario de la ciática y tratar en consecuencia, realizando las pruebas necesarias y acudiendo al especialista para conocer el motivo de la molestia.

Antonio Bretones Fernández, fisioterapeuta-osteópata (Fisioterapia Clínica Bretones Fernández)

Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si quieres más información visita nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puedes encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.