lunes, 21 de diciembre de 2015

Esguince de tobillo en fase inicial - II. ¿Por qué no inmovilizar un esguince de tobillo?

Vamos a explicar de forma fácil y clara por qué no se debe inmovilizar un esguince de tobillo. 

Ya vimos en el post anterior(Esguince de tobillo en fase inicial - I) qué  hacer en las primeras 72 horas después de hacernos un esguince  y ahora vamos a ver por qué los fisios recomendamos no poner escayola cuando sólo  hay esguince de tobillo sin existencia de rotura o fisura ósea.

Cuando se produce un esguince de tobillo ya sabemos que corresponde a una lesión de los ligamentos del pie, produciendo una pequeña rotura del ligamento y en consecuencia un hematoma, ya que el ligamento sangra ligeramente; por este motivo a veces podemos encontrar grandes esguinces con un hematoma bastante importante.


El esguince duele por la rotura del ligamento y la presión que genera el hematoma, por lo que, si es inmovilizado con una escayola el ligamento no recibe el estímulo adecuado de cicatrización de las fibras, produciendo un callo cicatricial con fibras menos elásticas y mal cicatrizadas, generando un callo doloroso.

En cambio si ponemos un vendaje funcional dejando una movilidad ligera producimos una buena cicatrización del ligamento con unas fibras correctamente direccionadas, bien elásticas y con una buena propiocepción.

Otro de los factores importantes por el cual es conveniente no inmovilizar es la atrofia muscular que se produce a consecuencia de la inmovilización y posibles bloqueos articulares.

! En un esguince es importante llevar un buen vendaje funcional que te permita caminar y mover el pie ligeramente mejorando la calidad de la cicatrización y el drenaje del edema y para ello debemos acudir a nuestro fisio de confianza para recibir los mejores consejos.

Antonio Bretones Fernández, fisioterapeuta-osteópata ( Clínica Bretones Fernández )