lunes, 28 de diciembre de 2015

DEPORTES QUE PERJUDICAN A TU ESPALDA

En la consulta de Clínica BRETONES FERNÁNDEZ continuamente aparecen pacientes con problemas de espalda: podría decir que 6 de cada 10 pacientes acuden con patologías relacionadas con el raquis y la pregunta típica que suelen realizar es: "¿qué ejercicio puedo realizar para minimizar los dolores y qué deportes debo evitar?".
Pues bien, aprovechando que estamos previo a año olímpico, hoy vamos a dedicar este post a recordar los ejercicios que debemos evitar en caso de tener cualquier patología de espalda.

Estudio de espalda. Fotografía de MandoBarista

No todas las actividades físicas son igual de buenas para la espalda; las posturas y repetición de movimientos en algunos deportes agreden a la columna. Por eso, estas modalidades deben practicarse con moderación o en casos extremos dejar de practicarse:
  • Ciclismo. La curvatura de la zona dorsal se ve alterada por la posición en la bici en muchos casos, para mantener la posición más aerodinámica y conseguir mayor velocidad, lo que afecta a ligamentos y músculos. Por ello es recomendable practicar ciclismo, pero teniendo cuidado con la zona dorsal.

  • Rugby. En el caso que la musculatura no esté preparada para recibir los golpes de contacto, puede producir un cambio brusco en la posición de la columna vertebral; no obstante, en general, ningún deporte de contacto tan brusco suele ser bueno para la espalda.

  • Tenis y padel. Son considerados deportes asimétricos y como tal se potencia más un lado que otro del cuerpo; además, la pelota se golpea con el cuerpo ladeado por lo que la espalda sufre repetidos movimientos de inclinación, flexión y extensión que afectan a los discos intervertebrales y a las vertebras, sobre todo de la zona lumbar, provocando hernias y protusiones discales. Importante tener una buena técnica.

  • Golf. Se repite el mismo gesto que en el tenis, siendo también un deporte asimétrico. Realizamos movimientos de flexión, extensión, rotación e inclinación de la espalda de forma brusca y constante. En este deporte son continuas las hernias y protusiones discales si no se tiene una buena musculatura y una buena técnica .

  • Ballet y gimnasia. Tienen muchos beneficios, pero en algunos ejercicios se fuerza repetidamente la columna en posiciones de flexión o extensión máxima por lo que es importante tener una buena elasticidad de la musculatura y los ligamentos.

  • Baloncesto. Los continuos saltos comprimen los discos intervertebrales, efecto que aumenta con sobrepeso. La práctica intensiva acelera su desgaste.

  • Lanzamientos (jabalina, disco, peso). Para ganar impulso con el lado del cuerpo con que se lanza, se produce una rotación brusca de la espina dorsal. Un movimiento muy parecido a los deportes de raqueta por lo que tenemos que mantener una buena técnica.
Se suele decir que la panacea de los deportes especialmente buenos para la espalda es la natación, pero tenemos que entender que no todas las modalidades son beneficiosas: mientras nadar de espalda puede ser beneficioso para desarrollar la musculatura sin castigar los discos, los demás estilos son especialmente dañinos para la zona lumbar y cervical.


Antonio Bretones Fernández, fisioterapeuta-osteópata (Clínica BRETONES FERNÁNDEZ)