miércoles, 2 de diciembre de 2015

CUERDAS VOCALES (Parte I)

Inauguramos la sección de logopedia haciéndonos eco de una noticia publicada la semana pasada por varios periódicos en su sección de salud, como son EL MUNDO, LA RAZON... . Esta noticia hablaba sobre la creación de unas cuerdas vocales artificiales capaces de emitir sonidos al vibrar, implantadas en la laringe de perros y ratones. Estas cuerdas vocales fueron creadas por el Dr.Nathan Welham, de la Universidad de Wisconsin (EEUU), pero…

¿Qué son realmente las cuerdas vocales?
Leucoplasia. Foto: Felix Ruiz de la Cuesta
¿Qué ocurre cuando nuestra voz no funciona como antes o cuando la perdemos durante unos días?
¿Qué podemos hacer en casa para prevenir disfonías o afonías?

Cuando vamos al Otorrino y este nos habla de cuerdas vocales (CV) muchas personas piensan en las cuerdas de una guitarra hasta que en las imágenes de la estraboscopia laríngea ven algo que no tiene nada que ver con cuerdas de ningún tipo, por eso también se llaman Pliegues vocales.

Las cuerdas vocales o pliegues vocales son dos bandas flexibles de musculo recubiertas por mucosa, es un tejido tan flexible que vibra con la entrada del aire en la garganta, pero tan sólido como para
resistir cientos de vibraciones por segundo. Las vibraciones que provoca el paso del aire por las CV dan lugar a los sonidos y a la vez las cuerdas protegen a los pulmones de cuerpos extraños que intentan entrar en ellos.

Vamos a empezar explicando la diferencia entre disfonía y afonía. La disfonía es la pérdida parcial de la voz, lo que comúnmente llamamos ronquera y la afonía es la pérdida total de la voz.

Cuando alguna de estas dos situaciones se produce de forma esporádica y la recuperación es rápida solo tendremos que tener cuidado y con una serie de acciones simples que expondremos más adelante será suficiente, pero si ocurre a menudo y tardamos en recuperar la voz es muy importante acudir al otorrino.

La mayoría de los pacientes que acuden a consulta de logopedia ya han sido diagnosticados por un otorrino y los que no han sido son derivados ya que sin diagnostico no podemos trabajar. Las lesiones que con más frecuencia vemos en consulta son nódulos, pólipos y edemas, todas ellas causadas por un mal uso o abuso de la voz, los factores que desencadenan esta situación pueden ser; tabaco, alcohol, uso prolongado de una intensidad alta de voz, carraspeo, aire acondicionado o calefacción, polvo…

En nuestra clínica, cuando el paciente llega a consulta se realiza una evaluación exhaustiva de todos aquellos factores que han podido ocasionar la lesión, así como de las características de su voz. Junto a esta evaluación logopédica se realiza una evaluación de fisioterapia para analizar el estado corporal ya que los pacientes con patologías de voz también tienen afectados su postura corporal.

Una vez realizado este primer paso y se ha detectado cuales son los factores a corregir, nos planteamos un programa de trabajo, el cual es totalmente personalizado según las características y patología del paciente. Este apartado lo desarrollaremos en nuestro próximo post de logopedia, hasta entonces recordad: Si la disfonía dura más de 4 días y se repite continuamente, no lo dudes, ve al otorrino para descartar que haya una lesión de las cuerdas vocales y después haya o no haya lesión visítanos para realizar un tratamiento personalizado de tu voz.

PUEDES LEER LA SEGUNDA PARTE DE ESTE ARTÍCULO AQUÍ

María Bretones Fernández, logopeda ( Clínica Bretones Fernández )