lunes, 28 de marzo de 2016

¡ACUDE AL FISIOTERAPEUTA!

Me gustaría dedicar el post de esta semaana a lo que dedico mi vida y mi día a día: “ser fisioterapeuta”.

Foto: Clínica Bretones Fernández

Por definición, en mi trabajo uso agentes físicos para prevenir y tratar enfermedades; sin embargo en el ámbito de la fisioterapia ésta es solo la punta del iceberg y las técnicas van mucho más allá. La labor del fisioterapeuta cada vez va siendo más asimilada por la sociedad actual; no obstante, aún hay un sector de la población que nos confunde con masajistas o simplemente asocian nuestra profesión a quitar dolores de espalda y contracturas. Pero el objetivo de este post es comentar muchas de las cosas que un buen fisioterapeuta puede trabajar y en consecuencia ayudar a curar muchas patologías.

Es muy típico que en consulta, una vez que empezamos a charlar de nuestro trabajo (artículo sobre comunicación paciente-terapeuta) y le comento lo que somos capaces de hacer y estamos capacitados a tratar y recuperar, el paciente me diga: “¿Y un fisioterapeuta también cura eso?” me gustaría hacer una reflexión al colectivo sanitario, a la sociedad en general o a los facultativos para que recomienden el uso del fisioterapeuta cuando la dolencia del paciente lo requiera. Es misión del colectivo sanitario en general saber indicar a nuestros pacientes quien es el profesional más apropiado para curar sus dolencias; al igual que cuando se nos rompe una tubería llamamos al fontanero, cuando tenemos un esguince debemos ir al fisioterapeuta y no tener el tobillo inmovilizado 10 días.

En el ámbito de la fisioterapia encontramos profesionales muy especializados; hay compañeros que se dedican al campo de la traumatología, otros a la pediatría, neurología, estética, geriatría, etc… Entre las patologías que habitualmente un fisioterapeuta puede trabajar encontramos las clásicas como tendinitis, esguinces, contracturas, dolores de espalda, ciáticas, accidentes de tráfico o tratamientos postquirúrgicos y otros no tan conocidos como la incontinencia urinaria, bursitis, fascitis, tratamientos para el dolor de cabeza, drenaje linfático manual, preparación al parto, cólico del lactante y un largo etc…

No obstante lo mejor que debe hacer la población es hacer uso del fisioterapeuta pero desde un lado preventivo con el fin de evitar lesiones o recaídas; en España acudir a un fisioterapeuta para evitar es menos frecuente que para curar lesiones, no obstante en el resto de Europa la tendencia es contraria.

En fin, solo tengo que comentar que para conseguir estar en plena forma y no tener problemas de salud a lo largo de la vida no basta con una buena genética sino que también debemos cuidarnos con el fisioterapeuta, acudir a revisiones periódicas al médico, hacer ejercicio y mantener una dieta equilibrada. Y sobre todo estar informado para que cuando tengamos alguna “gotera” en nuestro cuerpo saber exactamente a que especialista tenemos que acudir. Y desde aquí hacer mención a los colegios profesionales que tanto luchan por mejorar y divulgar esta profesión. Como el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Andalucia.
FISIOTERAPIA ES CALIDAD DE VIDA, ACUDA A SU FISIOTERAPEUTA

Antonio Bretones Fernández, fisioterapeuta-osteópata (Fisioterapia Clínica Bretones Fernández)

Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si queréis más información visitad nuestra web Clínica Bretones Fernández. Podéis encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.