miércoles, 25 de noviembre de 2015

Un extra en un buen Fisioterapeuta

En la actualidad podemos acudir a numerosas terapias para tratar cualquier patología, desde las más tradicionales hasta las más modernas: acupuntura, reflexogía podal, medicina tradicional, fisioterapia, hipnosis, etc... pero lo que todas deben tener en común es la comunicación terapeuta-paciente, una relación de confianza plena y comunicación que nos proporcione con el paciente un ingrediente extra y, en consecuencia, nos ayude a su curación.

En multitud de ocasiones, como pacientes, hemos acudido a algún médico y tras una larga espera y una escueta consulta hemos salido del especialista igual que habíamos entrado y con una
profunda decepción, con la única sensación de perder el tiempo y el dinero.


Porque oir no es escuchar
Por ello, en Clínica Bretones Fernández, creemos que un terapeuta completo debe  realizar un tratamiento holístico y completo entre lo físico-orgánico, mental y emocional, ofreciendo al paciente recursos de todo tipo para superar su patología, ya que, como por ejemplo vimos en post anteriores, ciertas dolencias de espalda van muy relacionado con lo mental y emocional.

Como cualquier profesional, tenemos que ser capaces de ver  al paciente y saber cual no sólo los síntomas sino fundamentalmente  el origen y el centro del problema que los esta causando y para ello es imprescindible tener una buena capacidad de escucha.

Sólo teniendo esta peculiaridad el terapeuta en cualquiera de sus vertientes (médico, enfermero, fisio como es mi caso) o incluso en otras profesiones no sanitarias como (abogados, educadores, etc.)  podemos realizar un tratamiento holístico y completo, consiguiendo en consecuencia un tratamiento mas efectivo.


"Porque oir no es escuchar"
Antonio Bretones, fisioterapeuta-osteópata ( Clínica Bretones Fernández )