miércoles, 10 de febrero de 2016

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA MAESTRA A MI HIJO DISLÉXICO?

Una de las especialidades de la Clínica Bretones Fernández es la Dislexia, hace unas semanas sacamos un post hablando sobre qué era la dislexia. La semana pasada, el jueves día 4 estuvimos con la Asociación de Dislexia de Almería (AXDIAL), en el colegio Nuestra Señora de Gador (Berja), hablando sobre la rehabilitación logopédica en la Dislexia.

María Bretones Hablando sobre Dislexia


Una de las grande preocupaciones de los padres tras el diagnostico de Dislexia es cómo tienen que trabajar con su hijo a partir de ese momento, tanto en el colegio, como ellos en casa, bueno, pues hoy os damos 25 normas que los profesores tienen que aplicar con sus alumnos disléxicos.

Proximidad en su ubicación en el aula, lo más cerca posible del profesor y de la pizarra
Comprobar que el niño ha comprendido el material escrito; explicárselo verbalmente.
Abundar en la evaluación oral de los conocimientos del niño:
El niño debe estar informado de cuándo sí y cuándo no leerá en voz alta en clase.
No se le deben dar textos largos para leer.
Demostrarle nuestro interés por él y por sus aprendizajes.
Puede ser importante, en según qué actividades, que el niño esté rodeado de los compañeros más competentes de la clase,
No exigirle ni una ortografía ni una puntuación adecuada; sabemos que esas son tareas muy difíciles, si no imposibles, para él.
Establecer criterios para su trabajo en términos concretos que él pueda entender.
10º No dejarle nunca corregir él sólo un dictado.
11º No hacerle escribir en la pizarra ante toda la clase.
12º Favorecerle el acceso y el uso de la informática
13º Comentar con el niño personalmente la corrección por escrito de los ejercicios realizados en clase.
14º No limitarle su actividad a tareas simples, sino saber dosificarle la cantidad de trabajo.
15º Pedirle menos cantidad de deberes para la casa, aunque sin vacilar en ponerle algún ejercicio difícil. Personalizar la demanda con el niño.
16º No dudar en repetirle y explicarle las cosas las veces que sea necesario.
17º Escribir y escuchar (dictado o apuntes) simultáneamente puede resultarle muy difícil. El ritmo del dictado debe ser inferior al que se utiliza con el resto de sus compañeros. Las unidades auditivas que se le van dictando deben ser cortas (de 2 ó 3 palabras), emitidas como una unidad y repetida en sus componentes varias veces. Necesita más tiempo que los demás niños. Por supuesto, cuando llega el momento de tomar apuntes, su precisión es desastrosa, por lo que siempre les deberemos proporcionar un “texto seguro” escrito para que puedan estudiar. Bajo ningún concepto se les debe dejar estudiar de sus apuntes, porque los resultados serían frustrantes.
18º El uso de esquemas y MAPAS MENTALES en las explicaciones de clase permiten al niño una mejor comprensión y favorecen una mejor funcionalidad de la atención.
19º Valorar los trabajos por su contenido, sin considerar los errores de escritura.
20º Hacerle ver y destacarle los aspectos buenos de sus trabajos.
21º No esperar que alcance un nivel lector igual al de otros niños.
22º Saber que requiere más tiempo que los demás para terminar sus tareas.
23º Aceptar que se distraiga con mayor facilidad que los demás, ya que las tareas de lecto-escritura conllevan un sobreesfuerzo para el niño.
24º No frenar su imaginación.
25º Darle unas bases sólidas de metodología y de organización de la tarea.

En el siguiente post os damos orientaciones para los padres y para el propio niño disléxico.

María Bretones Fernández, logopeda ( Logopedia Clinica Bretones Fernández )

Puedes dejar tu comentario si lo deseas... Si queréis más información visitad nuestra web http://www.clinicabretonesfernandez.es Podéis encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.