lunes, 29 de octubre de 2018

¿PRACTICAS DEPORTE? VIGILA TUS DIENTES !

ODONTOLOGÍA APLICADA AL DEPORTE

La odontología del deporte es una especialidad dedicada al estudio y la promoción de la salud bucal y su relación con el rendimiento físico del atleta, tanto en el terreno amateur como en el profesional, así mismo se encarga de la prevención, identificación y tratamiento de las lesiones dentales y orofaciales, considerando las particularidades fisiológicas de los atletas, la modalidad que practica y las reglas del deporte, consiguiendo así un óptimo mantenimiento de la salud bucal del deportista que se verá claramente reflejado en su rendimiento.

foto: es.kisspng.com


El éxito de un deportista depende de que pueda desarrollar sus aptitudes físicas e intelectuales de una manera adecuada. Debe gozar de un perfecto estado de salud, incluyendo un buen estado de salud oral, el cual se descuida con demasiada frecuencia por los deportistas. Por esta razón, no sólo ellos sino también el equipo técnico y médico que hay alrededor de los atletas deben entender que el perfeccionamiento y la mejora en el rendimiento se logra gracias a una conjunción de muchos factores, entre los cuales no se puede excluir la Odontología.

Hoy en día el 19,5% de la población practica deporte diariamente, mientras que el 46,2% lo hace una vez a la semana. Estos datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte desvelan la importancia de las prácticas deportivas en nuestra sociedad. Pero para poder seguir este ritmo, indispensable disponer de buena salud, sin olvidar o menospreciar una completa higiene dental.

¿Imaginas que un deportista no pudiera disputar una gran final por culpa de un dolor de muelas? Atletas, ciclistas, tenistas e incluso futbolistas han tenido que renunciar a alguna cita importante por problemas bucodentales que podrían haberse evitado. El deporte supone una mayor exigencia para el organismo, por lo que este debe estar en perfectas condiciones para rendir al máximo. Sin embargo, el control de la salud bucodental de los deportistas es uno de los aspectos menos atendidos.

Cuando un deportista padece una lesión, es muy frecuente que se busque el origen del problema en la zona afectada, sin embargo, si tras un examen de la zona no se encuentra una solución, no queda otro remedio que realizar un análisis más profundo, y ahí es donde juega un papel muy importante el odontólogo.

Apoyados en la literatura científica, odontólogos y médicos deportivos coinciden en señalar la importancia de realizar exploraciones bucodentales en pretemporada (antes de iniciar las competiciones), así como de proporcionar los tratamientos de urgencia, de utilizar la aparatología necesaria y de hacer un seguimiento de la salud bucodental dentro del plan médico-deportivo. 

EXPLICACION  CIENTIFICA DE LA INFLUENCIA DE LA BOCA EN UN DOLOR MUSCULAR O ARTICULAR 

En la boca se acumulan millones de bacterias (más de 500 bacterias que habitan en nuestra boca pueden ser el origen de procesos inflamatorios) muchas de ellas, exclusivas de esta región. Sobre los dientes forman la placa bacteriana, que con una higiene descuidada, da lugar a cúmulos de gérmenes causantes en muchos casos de caries y enfermedades periodontales. Las bacterias de la boca producen unos mediadores inflamatorios, las prostaglandinas y las interleucinas, que se distribuyen a todo el organismo, teniendo como vehículo la sangre que provoca una verdadera siembra ya que hay vía libre para que la infección se traslade a cualquier parte del organismo. La sangre, va depositando todas estas bacterias en los músculos y en las articulaciones, produciendo una astenia manifestada por una fatiga muscular y cansancio de esfuerzo. Se ralentiza la contracción-relajación del músculo con pérdida de tono fibrilar, dando la sensación de fatiga e inflamación articular y dando lugar a diversas enfermedades, sobretodo en deportistas que someten a estos miembros a auténticos desgastes, siendo muy fácil que se den desgarros, dolores articulares o lesiones tendinosas con una tardía recuperación. Dado que el origen de la infección ocurre en un sitio tan distante, la persona no suele relacionarlo y pueden pasar meses, incluso años, arrastrando el dolor sin conseguir eliminarlo, cuando sería tan fácil como solucionar y curar la caries (origen), y “por arte de magia” al cabo de unas semanas el dolor muscular desaparece.

Por un lado, la placa bacteriana es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares ya que dichas bacterias al entrar en contacto con el flujo sanguíneo puede dar pie a la formación de coágulos y causarnos un problema cardiaco, aunque la persona en cuestión esté bien de salud. Y es que las bacterias procedentes de la boca aceleran el bloqueo de las arterias. Otro aspecto a tener en cuenta, es la influencia en el rendimiento de un deportista. Está comprobado científicamente que muchas lesiones articulares y musculares son consecuencia de focos infecciosos dentarios y/o paradentarios (tejidos circundantes al diente). Los focos sépticos son aquellos localizados en el ápice de la raíz de los dientes y zonas vecinas causados en su mayoría por caries que llegan al nervio y terminan supurando por la raíz. También se encuentran lesiones e infecciones periodontales que afectan a las encías y tejidos de soporte de los dientes como el hueso.
Además de las dolencias musculares y articulares causadas por lesiones periodontales y cariosas, esta misma patología puede producirse también por una maloclusión. Se calcula que un 30 % de los dolores musculares de cuello y espalda se deben a se mastica de manera incorrecta, relacionando muy estrechamente la mordida cruzada. Además, la maloclusión dental está relacionada con defectos en el equilibrio. Por ello los fisioterapeutas y profesionales sanitarios deben tener en cuenta ese factor.

Por otra parte la ausencia de piezas dentales conlleva otras consecuencias a tener en cuenta y es que la digestión comienza en la boca, si a un deportista le falta alguna pieza dental y ésta no se reemplaza, el alimento no se tritura con normalidad lo que provoca alteraciones del aparato digestivo ya que el éstomago no trabaja correctamente, está sometido a un exceso de trabajo, un mayor gasto de energía con una digestión más lenta. Esto desembocará en mala nutrición y en desventaja en la competición deportiva.


Cada vez más, los entrenadores tienen en cuenta el cuidado de la boca de sus atletas. Es habitual que problemas en la boca conduzcan a periodos de malos resultados deportivos. 


Entendemos que la salud bucodental es imprescindible y la figura del odontólogo nos parece importantísima. Una boca sana evita muchos problemas de salud general. Nuestras recomendaciones a los deportistas en este sentido son claras: revisiones periódicas e higiene dental diaria. Es imprescindible tener la boca en orden, porque los problemas siempre dan la cara en el peor momento y estas afecciones, por lo general latentes, se manifiestan con mayor claridad cuando el organismo del deportista se somete a un esfuerzo, lo cual puede constituir un auténtico problema para un entrenamiento intenso y a veces es causa del abandono de la competición.



                                                             >> PIDA CITA <<


Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si quieres más información visita nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puedes encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.