domingo, 25 de junio de 2017

EL BEBÉ, UN PESO EN NUESTRO DÍA A DÍA

¿Porteo bien a mi bebé?
Cuando queremos portear a nuestro bebé siempre nos asaltan las mismas preguntas: ¿Estaré porteándolo bien? ¿Es adecuada esta postura? ¿Me hare daño en la espalda? Pues bien, con este post queremos ayudar a desvelar alguna de estas dudas y dar algunos trucos muy útiles y que todos debemos saber antes de iniciar esta actividad.

mujer porteando a su bebé a la espalda
Foto: journey cloud, Unsplash.com

¿Qué es el porteo ergonómico?
Es simplemente llevar al bebé pegado al cuerpo usando mochilas, bandoleras de anillas, fulares o cualquier otro artilugio que permita mantener una posición ergonómica a los padres y al bebé.

Lo más importante y que todos debemos conocer es la postura adecuada del bebé durante el porteo.
  • - Postura de “ranita” es un concepto básico del porteo, las piernas deben ir en posición de M respetando la flexión de caderas y rodillas. Alineando la apertura de piernas con la anchura de hombros.
  • - Importante que la espalda mantenga en todo momento una posición de C. 
  • - Es importante que el medio que usemos de porteo cubra la cabeza, ya que, el bebé mientras es muy pequeño no controla su propia cabeza y debe ir sujeta, además, aunque controle su cabeza puede quedarse dormido, por lo que hay que cubrir la cabeza en cualquier etapa de porteo.
  • - Padre- madre y bebé deben ir pegados al máximo para que el niño no baile por la mochila o el fular y muy bien ajustado al mismo, por lo que el medio de porteo tiene que tener la capacidad de poder ajustarse muy bien.
  • - Una de los datos fundamentales es entender que el bebé nunca debe ir mirando hacia delante, ya que, incumpliriamos todas las normas anteriormente nombradas y pondremos en apuros las caderas del recién nacido.
  • - Una de las preguntas que nos suelen realizar en la clínica es la altura del bebé y solemos dar dos respuestas “ombligo con ombligo” o “la altura que permita a la mamá dar un beso sin flexionar mucho la cabeza.”
>> PIDA CITA <<

Veamos ahora los tipos de porteo analizando los pros y contras de cada uno para intentar ayudar a los papás a decantarse por uno u otro en cada momento.
  • - Fular tejido: tela larga y resistente que se adapta perfectamente al cuerpo de la mama-bebé respetando la anatomía de ambos. Apto para todas las etapas de porteo. Debemos tener en cuenta la temperatura que da el tejido y asegurarse la adaptación del bolsillo para que el bebé mantenga la nombrada posición de C.
  • - Bandolera de anillas: tela de unos dos metros con anillas a los lados, apta para todas las etapas de porteo. No obstante hay que tener en cuenta varios aspectos: ajustar bien la bandolera desde el inicio y cuidar la posición de la anilla y hacer bien el bolsillo para que el bebé tenga una buena postura; no obstante, es una magnifica elección de porteo.Este tipo de porteo reparte el peso en espalda y un solo hombro por lo que se recomienda para cortos periodos o hacer un porteo complementario. Es muy útil para los momentos de lactancia y en el momento en el que el niño comienza a andar ya que puedes subir y bajar al niño con mucha facilidad.
  • - Fular elástico preanudado antes de colocar al bebé, lo que nos permite colocar y soltar al niño sin quitarnos el fular. Ideal para prematuros debido a su elasticidad, aunque se puede usar en cualquier edad de porteo. Debemos tener en cuenta elegir el fular dependiendo de la temporada del año en la que estemos y las propiedades termoreguladoras del tejido. También muy importante controlar bien la tensión para que la postura del bebé siempre sea óptima, y que el nudo sea el adecuado para el peso del niño.
  • - Mei-tai: método asiático de porteo que reparte bien el peso entre hombro y espalda de la mama y recomendado desde los 6 meses.
  • - Mochilas de porteo; reparte bien el peso al tratarse de una mochila con tiras acolchadas y correas que adaptan bien la altura del niño. Debemos prestar mucha atención a la altura del niño y ajustarlo bien . Apto para todas las etapas de porteo, pero según la mochila que elijamos tiene un máximo de peso del bebé.
Esperemos que con este post os hayamos ayudado a solucionar cualquier duda, aunque mi mejor consejo sería que antes de portear pidiéramos consejo a especialistas en la materia o a matronas.

Antonio Bretones Fernández, fisioterapeuta y osteópata (Fisioterapeuta Clínica Bretones Fernández)

>> PIDA CITA <<


Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si quieres más información visita nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puedes encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.