lunes, 10 de diciembre de 2018

La homeopatía, un riesgo para la salud?.



La homeopatía se puede definir como una medicina alternativa o pseudociencia (creencia presentada falsamente como ciencia) basada en la doctrina de un doctor llamado Samuel Hahnemann que proclamó su premisa de “lo similar cura lo similar”, es decir “los síntomas que origina una enfermedad, pueden ser curados con una sustancia que produzca los síntomas de la enfermedad” (similia similibus curantur). Eso sí, la sustancia que produce esos síntomas hemos de tomarla diluida en agua hasta proporciones infinitesimales, esto quiere decir que la mayoría de tratamientos homeopáticos no contienen ni una molécula del supuesto agente sanador. 

Foto: Medicina tradicional


Una vez hemos visto qué es la homeopatía, se puede observar que resulta bastante inofensiva, al menos de forma directa, ya que no debemos olvidar que es agua con azúcar cobrada a precio de oro y sus preparados no son válidos para tratar ningún tipo de enfermedad, únicamente se puede conseguir el conocido “efecto placebo”. 

Como negocio es bastante rentable, ahora bien, personal y éticamente me parece reprochable; pero dejando de un lado el tema económico, cuesta creer que un producto para ser considerado un medicamento deba acreditar su eficacia mediante ensayos clínicos (que tardan muchos años) y un medicamento homeopático no (por suerte esto va a cambiar)

El verdadero problema que presentan todas las medicinas alternativas, es que pueden retrasar o entorpecer un diagnóstico; incluso algunas personas llegan a abandonar su tratamiento confiando su salud a este tipo de ciencia, tal problema quedo descrito por la Real Academia Nacional de Farmacia en su comunicado de 2017: “La Real Academia Nacional de Farmacia considera que desde un punto de vista científico no hay argumentos que apoyen la eficacia de los medicamentos homeopáticos y que en consecuencia justifiquen su utilización clínica. Este método terapéutico puede crear falsas expectativas, sustituir a los tratamientos con eficacia demostrada, retrasar la consulta médica, e incluso llegar a comprometer la vida del paciente”. 

A modo de conclusión me gustaría añadir que no todo es malo, si la homeopatía no interfiere con la medicina convencional, sino que la complementa y aporta algún beneficio no estamos en contra, todo lo que ayude a las personas a mejorar y a convivir mejor con su padecimiento merece todo nuestro respeto, siempre y cuando no entrañe un peligro para la salud.


>> PIDA CITA <<
Antonio Serrano, nutricionista y tecnólogo de los alimentos. Especialista en nutrición infantil, geriátrica y deportiva. (Nutricionista Clínica Bretones Fernández)


Puede dejar su comentario si lo desea...
Si quiere más información visite nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puede encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán sus problemas.