lunes, 27 de enero de 2020


MINDFUL EATING PARA CONTROLAR MEJOR LA ANSIEDAD

Para muchos la solución pasa por comer con atención plena, que recibe también el nombre de MindfulEating,se fundamenta en una experiencia que involucra tanto el cuerpo como la mente, para poder seleccionar y posteriormente comer los alimentos.

En los últimos años, se están produciendo muchos cambios en los hábitos alimentarios de nuestra sociedad, por un lado, el estrés y las prisas provocan que esté perdiendo importancia el tiempo dedicado a la preparación de las comidas, llevando a comer rápido y de manera inconsciente.
Por otro lado, muchas veces se recurre a la comida para calmar emociones, como la soledad o ansiedad entre otras muchas, sin embargo, la calma que puede llegar a causar la comida es temporal, posteriormente, el sentimiento de culpa se suma al malestar inicial.

La finalidad es conocer todos los aspectos que definen el hambre, permitiendo así detectar cuando existe un hambre real o simplemente te apetece comer algo delicioso, aprendiendo a detectar las señales de la saciedad para saber siempre cuando empezar a comer y cuando parar. De esta manera, nos permitirá aprender a tomar elecciones correctas en cuanto a hábitos saludables.
Alimentación sana (unsplash)

CONSEJOS

· Trata de realizar varias comidas diarias, esto va a depender de nuestros horarios, gustos o prevalencias o incluso de las personas de nuestro entorno, pero lo que debemos evitar son ayunos prolongados o llevar un descontrol de horarios y del número de comidas.
· La toma de decisiones debe ser consciente, debemos reflexionar y, en un ambiente agradable, cuestionarnos si de verdad tenemos hambre, si tenemos mucha, si es el mejor momento para comer, etc.

· Adoptar una postura cómoda es importante, evitar distracciones grandes como ver la televisión o el teléfono móvil, porque nos alejarán de nuestra conciencia de la comida y acabaremos comiendo una mayor cantidad.

· Analiza los alimentos que vas a comer con los 5 sentidos (tacto, gusto, olfato, oído y vista). Come despacio y focalizando tu atención en cada bocado, disfruta las sensaciones que transmiten los alimentos, sabores dulces, salados, amargos, picantes… o texturas suaves, temperaturas agradables, olores frescos y valora todas las características organolépticas del plato que tienes delante.

· Escuchar a nuestro cuerpo es también importante, en la vida actual hemos viciado las señales que nos manda, sin saber identificar nuestra sensación de saciedad, por eso somos capaces de terminar lo que hay en un plato sin más apetito o de comer un segundo plato sin necesidad, por el placer de disfrutar de nuestra comida favorita. Un secreto para no excedernos demasiado es esperar y dejar que nuestros mecanismos de control de la saciedad actúen.

· Evita realizar dietas demasiado restrictivas, porque van a despertar una necesidad incontrolable por comer de forma compulsiva. Consulta con un auténtico dietista-nutricionista para que te haga un plan personalizado, adecuado a tus necesidades.

· Gestiona bien el tiempo y planifica adecuadamente tanto tu día, como tu régimen de comidas; y las horas de sueño porque un descanso inadecuado puede dar lugar a alteraciones de tus mecanismos de control de la saciedad.

· Cuando realices la compra no incluyas esos alimentos inadecuados que sabes que despiertan en ti la necesidad de comerlos a cualquier hora y de manera descontrolada (azúcares principalmente). No te engañes pensando en otros comensales, o en visitas… te los acabarás comiendo tú.

· A determinadas personas les va bien identificar los pensamientos saboteadores e intentar mitigar esa necesidad de comer por ansiedad cambiando la rutina del momento, por ejemplo saliendo a dar un paseo, sacar la basura, darse una ducha, lavarse los dientes, aprovechar para ir al gimnasio, pasear a la mascota, etc. Es una estrategia que no afronta el problema que puede ayudar a superar momentos complicados.

Antonio Serrano, nutricionista -tecnólogo de los alimentos 

Puedes dejar tu comentario si lo deseas...
Si quieres más información visita nuestra web Clínica Bretones Fernández. Puedes encontrarnos en: Paseo de Almería, 36, 4ª planta, 04001, Almería. Nuestro equipo de fisioterapeutas, logopedas y nutricionistas solucionarán tus problemas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario